domingo, 22 de febrero de 2015

El papel de la escuela en la Web 2.0

Parece que hoy en día todo es 2.0. La Web 2.0, Escuela 2.0, etc. Es cierto que el término 2.0 ha adquirido trascendencia en los últimos años pero, ¿qué significa exactamente lo 2.0 y que relevancia tiene para el sujeto en su educación?. La Web 2.0 viene a decir una cosa muy sencilla: el individuo es un ser activo en la creación de contenidos y forma una comunidad en torno a éstos. Ésta afirmación tiene cierta relevancia. Por primera vez en la historia, la sociedad digital normaliza que cualquiera puede crear contenidos y publicarlos. En los últimos seis meses, se han subido más horas de video en Youtube que la suma de todos los contenidos de las cadenas de televisión. En palabras de Genís Roca (@genisroca), "Internet es un espacio que ha permitido que, por costes, cualquiera pueda generar y publicar contenidos y ello transforma la manera de relacionarnos".

¿Y que tiene que ver todo esto con la escuela? Pues básicamente
en dos puntos. En primer lugar, afecta al conocimiento. Ya he comentado en otro post que "el conocimiento no sólo se adquiere sino que, también, se construye mediante el diálogo y la participación". Todos las herramientas de la Web 2.0 (Redes Sociales, Blogs, Wikis, etc) no son sino maneras de obtener el conocimiento. El punto principal es la habilidad del alumno para encontrar, seleccionar, criticar, compartir y crear información. Por lo tanto, la tecnología pasa a un segundo plano siendo lo más importante las personas.

En segundo lugar, influye en la capacidad creativa e innovadora del alumno. No podemos percibir sólo los elementos negativos de las herramientas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Debemos aprovechar, como señala Michael Wesch, las oportunidades que la Web 2.0 proporciona al sistema educativo, dónde el alumno pueda encontrar sentido y significado a su educación. Se trata de generar entornos dónde se pongan en práctica actividades que estimulen al alumno. Un ejemplo de iniciativa emprendedora, puede ser Kuone, una firma de ropa que ha sido creada por dos adolescentes del Colegio Ramón y Cajal. No importa las herramientas sino la actitud para potenciar el aprendizaje. La cuestión primordial es si la escuela está preparada para esta revolución social que llamamos Web 2.0.