martes, 26 de mayo de 2015

El secreto del aprendizaje

Decía John Watson, "dadme un niño y haré de él lo que quiera, un ingeniero, un artista o un asesino". Quizás esta frase pueda ser un poco extremista pero viene a definir lo importante que es el proceso educativo. Y es que uno de los principales fines de la educación es que la persona alcance su autonomía. 

En primer lugar, el aspecto clave para alcanzar la autonomía es
la motivación. Y con ello, no me estoy refiriendo a una motivación espontánea sino a una motivación educada mediante la cual la persona construya su meta y establezca las estrategias necesarias (acciones) para poder alcanzarla. Sólo a través de éste método, la persona alcanzará su autonomía. En esta fase, adquiere una connotación especial el término proyecto. Como ya dije en otro post, la metodología basada en los proyectos conlleva una implicación del alumno en su aprendizaje y es un elemento esencial puesto que el individuo es capaz de otorgar un significado a su proceso educativo. Para llevar a cabo una educación motivada es necesario contar con los recursos educativos de los que disponemos hoy en día (Redes Sociales, Tecnologías de la Información y de la Comunicación, Web 2.0, etc) y, de qué manera, podemos aprovechar estos recursos para guiar al alumno en el proceso educativo. Aquí es donde aparece la motivación educada. 

En segundo lugar. para llevar a cabo este proceso, deberemos
seleccionar la metodología adecuada, es decir, las técnicas a utilizar durante el proceso de aprendizaje. Jose Antonio Marina, en su libro Los secretos de la motivación habla de 8 elementos que son: el premio (cualquier cosa asociada a una recompensa actuará como facilitador), la sanción (aumenta la probabilidad de que no se repita un comportamiento aunque no es eficaz para suscitar conductas deseables), el ejemplo (la imitación o el aprendizaje observacional es un recurso muy usado en el aprendizaje ya que, en ocasiones, se considera más fuerte que las reglas), la selección de información y cambio de creencias ( "poder" es la capacidad de un individuo de reducir la información que llega a un sujeto), el cambio de sentimientos (las emociones pueden despertar la curiosidad de una persona), el razonamiento (cómo podemos usar la argumentación para justificar nuestros pensamientos), el entrenamiento (el hábito simplifica los comportamientos) y la eliminación de obstáculos (las estrategias que establece el sujeto para alcanzar sus metas).

El secreto del aprendizaje es la motivación y, como dice @yoriento, motivación no es tener ánimos, motivación es tener motivos y son nuestras acciones las que nos van a llevar a los resultados que pretendemos. Para que el alumno logre dicho proceso es fundamental la figura del orientador y profesionales como @alb_del_mazo, @mabelvillaescus@CatherineLEcuye son ejemplos en los que fijarse. Hagamos de la orientación un instrumento mediante el cual la persona saque todo el potencial que lleva dentro.